sábado, 24 de mayo de 2014

Feria Puro Diseño | Mayo 2014

Diseñadores y emprendedores, presentándose cada uno desde un Rincón de La Feria



El martes arrancó la Feria Puro Diseño 2014, y allí estuvimos, firmes pese a la lluvia y el frío, mi hija y yo. Es que el año pasado no pudimos ir, y nos habíamos prometido mutuamente no faltar en esta oportunidad. Así que dejamos a los varones de la casa, y nos fuimos el primer día para no perdernos de nada!


Esta feria todos los años promete... y cumple. Cada stand valía el habernos mojado esperando un taxi. Creaciones novedosas y de muy buen gusto. Aplausos para los curadores por la selección!

Qué hay en la feria? De todo!
Indumentaria, marroquinería, calzado, muebles, cuadros, cortinas, adornos, juguetes didácticos, juegos de mesa...

Qué nos compramos? De todo!
Lo primero fue un cuadro motivador y una guirnalda de lechucitas en el stand de Potencialidades, al cual llegamos atraídas por una hermosa calesita con caballitos hechos por los chicos de la ONG.


También medias de Monoblock; todos los sellos que pudimos de Ponterey (hacía tiempo que tenía ganas de comprarlos); un colgante de colibrí de La Cartapestería; juegos didácticos...
Isa se compró entre otras cosas su primer proyecto al crochet en Chimbakits, un chanchito rosa que espera ocupar un lugar entre sus peluches.

En Möte me enamoré de este contenedor de bolsas. Es lindo, muy lindo, y además sustentable, ya que está hecho a partir de bidones desechables.
Con la compra Isa se llevó un corazoncito pizarrón de regalo, el que ya pintó y repintó mil veces.






Y nuestra última compra, y la más grande también, fue un chupito de Pomada. Casi casi no lo compramos, por que estábamos con muchas bolsas, llovía cada vez mas fuerte, y teníamos que conseguir un taxi rápido. Pero afortunadamente el "chupito", además de funcionar como puff o mesita, también es un guarda tutti! Así que lo llenamos con todo lo que teníamos, las chicas lo pusieron en una super bolsa de tela (que ahora contiene los bloques de tela de mi hijo), y partimos de la feria.








Una vez en casa, me di cuenta que necesito tres chupitos mas y dos de los mas chiquitos!
Dos para el living (uno con las lanas, y al otro enseguida le encuentro contenido), uno para mi cuarto, al que lo llenaría de medias, y el otro de mesita en el cuarto de los chicos. Claro está que los dos chiquitos irían también en su cuarto, pero apilados (si!! además se pueden apilar!). Y cuando recibimos a la familia o amigos, cada chupito se acercaría amablemente al living.


Nos encantó visitar la feria. Más allá de lo que ofrece, se convirtió en salida obligatoria de madre e hija.

A los que aún no fueron, aprovechen el solcito y no se lo pierdan! están hasta mañana.

Ceci.

No hay comentarios:

Publicar un comentario